Compartir piso: el contrato, las finanzas y relaciones personales

01.01.1970

Mejores ofertas

Primer préstamo:
50 € - 300 €
plazo: 5 - 30 días
intereses: 0%
Primer préstamo:
50 € - 300 €
plazo: 5 - 30 días
intereses: 0%
Primer préstamo:
50 € - 300 €
plazo: 5 - 62 días
intereses: 0%

Compartir piso con alguien es cuestion muy importante, porque de esta persona depende como vas a sentirte en tu hogar y si vas a querer volver a casa despúes del trabajo, universiadad o algo más. Además tienes que prepararte desde el punto de vista económico y saber gestionar tus finanzas personales. La persona con quien vives es algo más que coinquilino. Por eso tienes que saber como evitar disgustos y conflictos innecesarios y además ahorrar en la declaración de la renta.

El contrato de alquiler

Cuando los coinquilinos y el propietario se hayan puesto de acuerdo sobre todo, es vital que en el contrato de alquiler figuren todos los aspectos e incluso muy pequeños. Solo de esta manera será posible para todos aprovechar las deducciones fiscales previstas por ley.

Desde 2008, a la hora de presentar la declaración de la renta los contribuyentes podían deducirse un porcentaje del alquiler que habían pagado durante el ejercicio fiscal para su vivienda habitual. A partir de 2015, sin embargo, esta deducción se suprimió y se estableció un régimen transitorio que permite disfrutar de ella si se cumplen dos condiciones. Primero, el contribuyente debe haber firmado un contrato de arrendamiento de vivienda habitual antes del 1 de enero de 2015. Segundo, debe haber tenido ya derecho a la deducción por el alquiler que pagó antes de esta fecha”, añade.

La deducción es del 10,05% de las cantidades pagadas en el período impositivo, siempre que la base imponible sea inferior a 24 107,20 euros anuales. Por encima de esta base imponible, no es posible deducir el alquiler. A su vez, la base máxima de la deducción será de 9 040 euros anuales si la base imponible es inferior a los 17 707 euros, y 9 040 euros menos la diferencia entre la base imponible y 17 707 euros, multiplicada por 1,4, si es superior.

Se trata de una deducción que afecta solo a la cuota íntegra estatal. Algunas Comunidades Autónomas han aprobado deducciones propias similares y compatibles con esta deducción general, que suelen están vinculadas al alquiler de viviendas para jóvenes. En el ejercicio 2016, los contribuyentes menores de 35 años de Andalucía o Madrid, entre otros, o de 32 años o viudos de más de 65 años o, en Cataluña, personas en paro durante 183 días o más, tuvieron derecho a aplicar una deducción que varía del 5% al 20% en una horquilla de entre 300 euros y 840 euros.

Las finanzas

Primero, tienes que vigilar los gastos propios y los que tienes en común. Para evitar los desajustes en los gastos comunes, tienes que dividir todos los gastos en dos partes: los gastos compartidos (como alquiler, gas, luz o internet) y los propios gastos. A veces puedes compartir con tu coinquilino algunos gastos de comida (por ejemplo pan, cereales, vegetales o algo más que comeís juntos y en que podeís ahorrar) o algo como polvo, detergente para lavavajillas etc.

La prioridad de buena parte de los gastos en común es fundamental, por lo que de nuestros ingresos debemos separar los que ya conocemos porque son fijos, como el alquiler, y tener una buena aproximación a otros recurrentes que, sin embargo, varían, como luz y gas etc.

Relaciones personales

Es muy importante tener una buena relación con la persona con quien compartes el piso. Incluso podemos decir que esta persona o estas personas durante un cierto período se convierten en tu familia, porque comparten contigo todas tus victorias y derrotas. Ellos siempre ven cuándo estás malo o enfermo, cuando es mejor no hablar contigo, y cuando, por el contrario, necesitas una conversación larga y franca. Es por eso que debe seleccionar cuidadosamente a las personas con quienes compartirás el apartamento. Antes de todo tienes que hablar con ellos al menos un poco para saber si te sentirás cómodo no solo con estas personas en la misma habitación, sino también si puedes compartir muchos momentos importantes para ti con ellos.

Sin embargo, antes que nada, debes determinar qué tan cerca quieres estar de esta persona. Puede simplemente vivir con personas en un apartamento, pagar cuentas comunes, pero no necesariamente ser los mejores amigos. Lo principal que debes recordar es que todo debe ser de mutuo apoyo. Si confías en esta persona muchas cosas personales y conversaciones, significa que ella debería hacer lo mismo. De hecho, a veces tu sinceridad y apertura pueden jugar contra ti mismo. Antes que nada, cuídate y el tiempo mostrará lo que vale esta persona y qué tipo de relación es mejor tener con ella. También es importante que tu amistad no tenga ningún efecto en los asuntos financieros, porque a veces las personas simplemente pueden usar tu bondad y tu puedes solo perder más a causa de esta "amistad".

Pero en cualquier caso, compartir piso es una experiencia inolvidable que te enseñará a cuidarte a ti mismo, así como a otras personas, a aprender a transigir y buscar soluciones comunes. Si ya estás alquilando un apartamento con alquien, pero no teneís los fondos disponibles para realizar ciertas ideas y así mejorar vuestra vivienda común, te recordamos que muchas de nuestras compañías asociadas ofrecen condiciones muy favorables de los préstamos, algunos de ellos son al 0 % de interés. Puedes seleccionar el mejor para ti en unos minutos en la sección "Préstamos" en nuestro sitio web.

Mejores ofertas

Primer préstamo:
50 € - 300 €
plazo: 5 - 30 días
intereses: 0%
Primer préstamo:
50 € - 300 €
plazo: 5 - 30 días
intereses: 0%
Primer préstamo:
50 € - 300 €
plazo: 5 - 62 días
intereses: 0%

Noticias recientes

11.07.2018
Nuestro sitio utiliza cookies que recopilan datos sobre las visitas al sitio. Estos datos nos ayudan a mejorar la seguridad, disponibilidad y usabilidad del sitio. Lea las disposiciones básicas sobre cookies y acepte su uso. Puede bloquear y eliminar las cookies instaladas en su computadora a traves de la configuración del navegador.
Estoy de acuerdo