España necesitará 70 años para reducir la diferencia entre las autonomías ricas y pobres.

01.01.1970

Mejores ofertas

Primer préstamo:
50 € - 300 €
plazo: 5 - 30 días
intereses: 0%
Primer préstamo:
50 € - 300 €
plazo: 5 - 30 días
intereses: 0%
Primer préstamo:
50 € - 300 €
plazo: 5 - 62 días
intereses: 0%

¿Cómo van las cosas en España con la diferencia entre las autonomías ricas y las pobres? La buena noticia es que el nivel de convergencia regional (es decir, la diferencia entre las regiones ricas y pobres) en el país es inferior a la media de la UE, lo que contribuye a una mayor cohesión social. Pero también hay malas noticias: la brecha existente está disminuyendo muy lentamente: en los últimos 35 años la diferencia no cambió mucho. Con el ritmo que ahora se observa, el país necesitará 70 años para reducir la brecha a la mitad.

El Banco de España llegó a tal conclusión, habiendo hecho el análisis de las distinciones en los ingresos de las autonomías. En el informe de la organización se menciona que el PIB per cápita en el país en su conjunto en 2007 fue de 29.000 € por habitante. La crisis económica ha hecho sus propias correcciones e incluso hoy el PIB es más bajo que al inicio de la crisis: € 28.776 per cápita (en 2016).

La diferencia entre el PIB de las regiones más ricas y más pobres es un poco superior al 20% en España y Alemania, mientras que en Francia e Italia esta cifra es del 27%. En términos de productividad, España vuelve a demostrar uno de los indicadores mínimos (12%) de la brecha, como Italia, mientras que Francia registró una cifra doble. En el ámbito de la actividad económica en los países de la UE, se observa una homogeneidad relativa (con excepción de Italia, donde el indicador está ligeramente sobrestimado). Al mismo tiempo, el indicador de variación de la tasa de paro es casi el mismo en todos los países europeos, excepto en España, donde el coeficiente de dispersión es mucho menor.

Todo esto significa que, en comparación con el resto de los países de la UE, el diferencial entre las autonomías españolas sigue siendo relativamente pequeña, lo que equivale a menos de la mitad de la diferencia media entre las regiones de cada país europeo.

Según el Banco de España, existe una correlación negativa entre el nivel inicial de PIB per cápita y su variabilidad durante el período analizado, lo que indica la presencia de convergencia regional. En cualquier caso, según los autores del estudio, esta conexión es bastante débil.

En un informe elaborado por el economista Sergio Puente, se utilizan tres variables para el análisis: productividad, empleo (nivel de actividad) y desempleo. El estudio reveló cuál de los tres factores desempeñó el papel más prominente en el proceso de convergencia.

Productividad. Para el período analizado, la productividad se ha fortalecido en las regiones inicialmente más pobres, por lo que este factor se ha vuelto decisivo en el proceso de convergencia en el campo del ingreso per capita. Según la investigación, el crecimiento está relacionado con la intensidad de capital, donde existe una clara conexión entre el capital social de cada empleado y el ingreso inicial de la región.

Empleo. Por el contrario, las variables del nivel de actividad no están relacionadas con la variación del PIB per cápita, ya que el nivel de actividad ha aumentado tanto en las regiones pobres como en las ricas. Por eso el papel de este indicador en la reducción de la desigualdad entre autonomías en los últimos 35 años es prácticamente nulo.

Tasa de desempleo. Existe un vínculo negativo (aunque débil) entre la variabilidad de la tasa de desempleo y el PIB per cápita inicial. Esto significa que las regiones más pobres sufrieron más severamente el crecimiento del desempleo, es decir, esta cifra contribuyó a ampliar la brecha entre las autonomías.

El estudio concluye que el proceso de convergencia experimentado por la economía española se desarrolla según el esquema de acumulación de capital físico, y otras variables (como la eficiencia del proceso de productividad) juegan un papel débil.

Mejores ofertas

Primer préstamo:
50 € - 300 €
plazo: 5 - 30 días
intereses: 0%
Primer préstamo:
50 € - 300 €
plazo: 5 - 30 días
intereses: 0%
Primer préstamo:
50 € - 300 €
plazo: 5 - 62 días
intereses: 0%

Noticias recientes

Nuestro sitio utiliza cookies que recopilan datos sobre las visitas al sitio. Estos datos nos ayudan a mejorar la seguridad, disponibilidad y usabilidad del sitio. Lea las disposiciones básicas sobre cookies y acepte su uso. Puede bloquear y eliminar las cookies instaladas en su computadora a traves de la configuración del navegador.
Estoy de acuerdo